«Silver Economy: Objetivo ineludible de futuro», Juan Carlos Alcaide en la revista Harvard Deusto Marketing y Ventas

Juan Carlos Alcaide, experto en marketing, experiencia de cliente y Silver Economy, habla sobre los retos en el futuro asociados a la Economía Plateada en el número 164 de la revista Harvard Deusto Marketing y Ventas

Os dejamos un extracto:

«Las personas con pasado son el futuro. El mundo entero “envejece”. No se trata de un fenómeno local o aislado, sino de un hecho global incontrovertible. Según la Comisión Europea, en 2060, uno de cada tres europeos tendrá más de sesenta y cinco años, y el ratio de personas maduras que trabajen pasará de una de cada cuatro, en la actualidad, a una de cada dos en ese mismo año.

También en España el envejecimiento de la población es imparable.

En este contexto, hablamos de Silver Economy, actividad económica específica orientada a atender las motivaciones de las personas “mayores”, las necesidades de sus familias, como consecuencia de cuidar de ellas, y la transformación del negocio empresarial para, con una oferta segmentada, adaptarse a este cambio demográfico.

Por “mayores” entendemos una edad funcional y no cronológica, que muchos dividen en cuatro tramos: una primera franja de edad en torno al final de los 60 años, cuando se es “mayor laboralmente activo” (aunque hay quien delimita esta franja en los 55 años); una segunda, durante los 70 años, cuando se habla de “mayor laboralmente inactivo”, pero envejeciendo activamente y en plenas facultades; una tercera, en torno al final de los 70 años y al principio del tramo de los 80 años, lo que se conocería como “la gran edad”, cuando aún se gozaría de razonable autonomía, y, por último, la dependencia.

Se espera que estos negocios generen, en un futuro próximo, 88 millones de empleos en Europa. Pero, previamente, es necesario que líderes innovadores y visionarios identifiquen las urgencias ligadas a la nueva demografía y que, una vez detectadas, ofrezcan soluciones globales a las personas de este ámbito.
 
Los ciudadanos, y también las empresas, debemos cambiar el tradicional concepto de “envejecimiento” y huir de la concepción negativa a la que se asocia. Es más: debemos verlo como una oportunidad».

Deja un comentario